La imposibilidad de teñir telas sintéticas: ¿mito o realidad?